Pirata

Él es pirata,  además de ser tuerto ahora es cojo, lo atropellaron en una marcha (el «vivía» en la plaza buenos aires en La Serena).

Es un Tata cansado, sin un ojo y una pata, necesitaba con mucha urgencia un hogar donde pasar sus últimos años y el milagro ocurrió, su familia lo vino a buscar desde otra ciudad y ahora reposa tranquilo en un hogar lleno de amor. 

Esperamos que su destino sea el de todos los animales abandonados.

¡Estamos muy felices por Pirata!

Previous
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *