Bigo

Él es Bigo. Fue “rescatado” para dejarlo en la calle, así que lo llevamos con nosotros a la casa de una de nuestras voluntarias,  ahí se transformo en la alegría del hogar.

Regalón, juguetón y desordenado. Encontró una hogar donde es el niño consentido de su papá humano y hasta tiene abuelita que lo ama y mima como a él le gusta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *